21 de February de 2024 New York

Blog Post

En Breve > News > Mundo > Envían a dos poetas rusos a la cárcel por participar en una lectura contra el conflicto contra Ucrania

Envían a dos poetas rusos a la cárcel por participar en una lectura contra el conflicto contra Ucrania

Redacción

Rusia.- En un acto que refleja la creciente represión en Rusia, las autoridades han condenado a prisión a dos poetas rusos después de participar en una lectura en contra del conflicto en Ucrania. Un tribunal de Moscú emitió el jueves 28 de diciembre penas de entre cinco años y medio y siete de cárcel para Artiom Kamardin, de 33 años, y Yegor Shtovba, de 23, quienes formaron parte de una actividad en la que expresaron su oposición a la ofensiva militar en Ucrania iniciada en febrero de 2022.

La sentencia provocó indignación entre los simpatizantes de los poetas presentes en la audiencia, quienes gritaron «qué vergüenza» al conocer la decisión del tribunal. «Es de una arbitrariedad absoluta», expresó Yuri, padre de Artiom Kamardin, mientras que su madre, Elena, ironizó sobre la igualdad ante la ley: «Todo el mundo es igual ante la ley, pero algunos son más iguales que otros».

Los poetas fueron detenidos en septiembre de 2022 después de participar en una lectura pública en Moscú, cerca del monumento al poeta Vladimir Maiakovski, un lugar histórico de encuentro para disidentes desde la época soviética. Kamardin recitó un poema crítico titulado «Mátame, miliciano«, dirigido contra los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.

Ambos poetas fueron inicialmente acusados de «incitación al odio» y luego también inculpados de «llamado público a cometer actividades contra la seguridad del Estado». Durante el juicio, Kamardin, en su alegato final publicado en Telegram, declaró: «No soy un héroe, y el ir a prisión por lo que pienso nunca formó parte de mis planes».

La esposa de Kamardin, Alexandra Popova, expresó su indignación por la severidad de la pena y cuestionó el veredicto: «Siete años por una poesía, un delito no violento… Si tuviéramos unos tribunales normales, esta situación no existiría».

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *